Tartamudez o disfemia en la adolescencia

Ser un adolescente es una gran carga por las emociones, cambios físicos y psicológicos que son propios de la edad pero los cuales pueden aumentar si se tiene problemas de disfemia, siendo así que se vuelve una preocupación altamente degradante.

La tartamudez puede surgir por diversos factores como lingüísticos, cognitivos, neurológicos, genéticos, emocionales y hasta ambientales. Generalmente, como se ha mencionado en varias ocasiones, la tartamudez se inicia en la infancia, pero se han detectado casos en los que personas sufren de tartamudez por base de un accidente, que afecta al sistema neuronal.

En el caso de los adolescentes si se aumenta el trastorno del lenguaje la situación para ello se agrava aún más, debido al rechazo y burlas que temen sufrir por parte de su entorno, normalmente se genera en la escuela y en todo su vida social. Por lo tanto evitará comunicarse para no verse afectado negativamente en su autoestima, aunque esa vergüenza aún sigue interfiriendo.

libros de niños tartamudos

Controlar la tartamudez en el adolescente

Durante la etapa de adolescencia es común sentir nerviosismo cuando se está en situaciones inesperadas, porque es la temporada donde se busca pertenecer y hacer más amigos, pero cuando se sufre el trastorno del lenguaje la comunicación se ve alterada de manera drástica.

No será necesario caer en el pánico porque ello puede empeorar la situación, lo que se debe es enfocar en las herramientas y ejercicios para dejar de tartamudear siempre permaneciendo en calma ante las situaciones que causen temor.

superar la tartarmudez

Ver ampliamente la tartamudez permitirá cambiar y controlar el aspecto motor del habla buscando adaptar actitudes internas en cada persona para que pueda desplegar su interacción comunicativa. Al momento de entrar en una terapia de lenguaje será esencial conocer a profundidad cada uno de los elementos que integran la tartamudez, él evaluar cada una de ellas establecerá un perfil único para llevar a cabo el tratamiento.

La frustración, impotencia, temor, miedo, vergüenza… son alguno de los sentimientos que generan el no poder comunicarse. Son las situaciones que acompañan a estas emociones que limitan las elecciones y deseos. Por lo tanto si se logra controlar la tartamudez provocaría que los logros adquiridos puedan desestabilizarse.

consejos para dejar de tartamudear

Herramientas para un adolescente disfémico

  • Relajación: hay que buscar las cosas que hagan sentir relajados, que estén libres de estrés o frustración. Asimismo recuerda que para poder hablar con claridad y fluidez se debe de estar lo más relajado posible.
  • Pronunciar frases cortas: esto se trata para evitar el bloqueo, en tanto tampoco se trata de evitar los enunciados largos si no de tratar de decirlos con suavidad y lentamente. Por lo tanto el practicar repitiendo las frases cortas de manera pausada evitará dar un traspié.
  • Tener confianza: el punto clave para vencer la tartamudez en la adolescencia es tener confianza en sí mismo. No trates de evitar las conversaciones en el entorno social al contrario se debe de vencer la disfemia enfrentando las situaciones, eso generará confianza en sí mismo, además que elevará la autoestima haciendo que la tartamudez disminuya.