Tartamudez Infantil

La tartamudez infantil se da a conocer cuando el niño empieza a hablar con ciertas interrupciones en la fluidez del habla. Estas alteraciones se consideran normal en relación a la edad y desarrollo del niño, es decir que son propias del tartamudeo infantil y pueden ser entre repeticiones de sonido, palabras, sonidos largos, repeticiones de monosílabas, sustitución de las palabras, pausas o bloqueo en las oraciones y un exceso de tensión física.

Por otro lado, el tartamudeo en niños no siempre va a estar presente en todas las situaciones en que hable, por ejemplo generalmente no aparecen cuando el niño lee o canta. Asimismo, la presión del contexto puede predisponer al niño del tartamudeo, en ese sentido la actitud de los padres es muy importante en el tratamiento para la tartamudez en niños.

El trastorno del habla en niños, por lo general tiende a repetir palabras y a tener bloqueos mientras habla, además los niños pueden presentar tensión al hablar y tener conductas significativas presentando ansiedad en la comunicación, muchos de ellos al momento de hablar utilizan muletillas o tic, haciendo frases incompletas.

Etapas de la tartamudez infantil

  1. Etapa de repeticiones iniciales. Se trata de repeticiones de silabas al inicio de las palabras donde el niño recién está empezando la etapa de aprendizaje de lenguaje. Esto suele ocurrir a los 3 años aproximadamente.
  2. Etapa de repeticiones prolongadas. Se trata de las repeticiones más lentas y espasmódicas, Es decir que cuando el niño habla surgen ciertos bloqueos. Generalmente se llama tartamudez de transición y ocurre alrededor de los 6 o 7 años.
  3. Etapa confirmada. Al momento de que el niño va a hablar sufre interrupciones muy evidentes, empieza a sonrojarse y no emite los sonidos. Y hasta puede parecer que menciona la frase violentamente. En esta etapa el niño es consciente de que no puede hablar con fluidez.
  4. Etapa avanzada. En esta etapa el niño puede hasta presentar problemas respiratorios al momento de hablar, tiene movimientos asociados al tartamudeo y sufre fuertes espasmos al intentar conversar con fluidez.

como evitar la tartamudez

¿Por qué se tartamudea?

En realidad son factores que están relacionados con la tartamudez. Uno de ellos es por herencia, es decir que comprende un componente genético o familiar; por lo tanto si en la familia hay alguien que tiene tartamudez es muy probable que el niño desarrolle esta alteración.

Algunos estudios relacionados con el campo de la biología, han demostrado que también puede haber un componente relacionado con la coordinación o el comportamiento de los músculos. También puede estar relacionado con un problema emocional, donde se predispone a los niños con problema de autoestima o están viviendo bajo pautas demasiado rígidas. Estos condicionantes hacen desarrollar una ansiedad al momento de comunicarse, lo que hace que se desemboque en la tartamudez infantil.

Tratamiento de la tartamudez infantil

El tratamiento de la tartamudez que se llevará a cabo dependerá de la etapa que se produzca. Es cierto que existen niños con síntomas de tartamudez en los niños van a desaparecer de manera espontánea, debido a que se trata de un cuadro evolutivo natural. Lo difícil se encuentra en que no se sabe si la tartamudez se va a resolver de forma espontánea, en cualquier caso se debe de trabajar en esa tartamudez para que no se instale como forma de hablar en el niño, además para que no se cronifique en la edad adulta.

El tratamiento de tartamudez va a depender de cada caso, en todos los niños se da diferente, además que se desarrolla de diferentes formas, viven en diferentes ambientes, el apoyo de los padres es distinto; siendo así que el tratamiento debe de ser especifico.

De confirmarse de haber riesgos futuros de tartamudez, el diagnostico dirá que se debe de empezar un tratamiento antes de los 6 años, una etapa donde la tartamudez aún no está consolidada. Ésta tartamudez infantil puede curarse en un 80%, con el tratamiento de logopedia, éste podrá será más complejo si la etapa es avanzada. Consiste en entrenar la fluidez de palabras, a través de una terapia de lenguaje.

En general, todos los tratamientos están orientados en ejercitar la fluidez verbal, trabajando las conductas de ansiedad que están afectando al niño; favoreciendo así a que tenga una conversación de forma espontánea, sin trabarse y a que todas esas conductas favorables las generalice en todos los ambientes en los que está.

como eliminar la tartamudez

Técnicas para la tartamudez infantil

Entre las técnicas más habituales que se utilizan para el tratamiento de la tartamudez en niños, son las que consisten en que los niños tengan un modelo justo al momento en que está actuando. Otra técnica es el ‘fedd back’ correctivos que pretende otorgar a los niños un modelos de habla adecuado, esto quiere decir que cuando ellos no puedan pronunciar correctamente la palabra, no se le debe de decir ‘esto no se dice así’, sino que simplemente habrá que mencionar la palabra correcta que al niño le está costando decir.

Asimismo, también es muy importante la relajación y el adaptarse a los entornos sociales debido a que eso va a permitirle al niño saber manejar las situaciones de tensión, en los que se sienta cómodo conversando sin tener presión.

Por otro lado, es fundamental que la familia intervenga en la estimulación de lenguaje, cuando surge el problema de la tartamudez o disfemia, el trabajo de los padres será fundamental ya que deben de seguir ciertas pautas que recomiende el maestro en audición o logopeda, debido a que cada niño tiene necesidades diferentes, al igual que su forma de crecer y desarrollarse.

En general, se debe de tener en cuenta:

  • Los padres deberán de evitar las actitudes negativas, tanto en el niño como en los demás.
  • Se debe de evitar que el niño tenga el sentimiento de baja autoestima, porque generalmente eso provoca la tartamudez.
  • Evitar forjarlo a hablar correctamente, o reñirlo por su forma incorrecta de las palabras.
  • Evitar la sobreprotección, porque de esa forma no se le estará dejando la oportunidad de hablar al niño, reduciendo las posibilidades de que sean autónomos.

La tartamudez no es una enfermedad

Las personas que tartamudean son igual de inteligentes que las personas que hablan con fluidez. Por ejemplo, un genio como Newton era tartamudo. Es entonces que el trastorno del habla en niños no se trata de una enfermedad sino que su genética presentar cierta predisposición a la tartamudez. Existen estudios que se centra en el factor biológico, estos afirman que la estructura de los tejidos del hemisferios izquierdo del cerebro es diferente en los tartamudos, esto no significa que su cerebro sea anormal si no que esa alteración llega a ser una de las causas de la disfemia.

Por la dificultad verbal, los niños tartamudos sueles sustituir las palabras por algún sinónimo, por lo tanto son ellos los que desarrollaran una capacidad verbal más rica y en una gama amplia de palabras. Es entonces que son más rápidos en pensamiento de sustitución de palabras y frases.

Sin embargo, estos problemas de tartamudez en niños pueden suponer un sufrimiento, debido a que muchas veces en la escuela será el objetivo de las burlas y risas por parte de sus compañeros, por lo que podría cambiar su carácter y hacer que se convierta en solitario. Ante ello se debe de seguir el tratamiento tanto en psicología como en logopedia, y como padres existen algunas cosas que se deben de evitar:

  • Ser paciente, no se debe de intentar ayudar al tartamudo a hablar
  • No intentar competir cuando el tartamudo se encuentre hablando
  • Comportarse de forma igual a otros cuando el tartamudo esté hablando
  • Evitar hacer comentarios de “habla más despacio” o “no te pongas nervioso”, porque lo único que conseguir es todo lo contrario.
  • No felicitar al tartamudo cuando consiga completar una frase difícil. Recuerda que él quiere ser tratado como igual, porque la tartamudez no es una enfermedad.

como curar la tartamudez en adultos

Dislalia infantil

Una de las cosas que va asociada con la tartamudez es la dislalia infantil, se trata de un trastorno del lenguaje en niños que puede ser diagnosticado con cierta facilidad debido a que los niños pronuncian mal las palabras. Sin embargo, esto no representa una gravedad pero si es conveniente corregirlo rápidamente para evitar los problemas de comportamiento y de conducta.

Un diagnóstico temprano de este problema es muy importante debido a que otros niños se reirán del defecto de la articulación o pronunciación, imitando de una forma ridícula y de burla. Lo que agravaría el problema del niño, causando otros trastornos en personalidad, llegando a ser de autoestima baja, inseguridad y problemas de comunicación en su entorno, lo que también afectaría en su aprendizaje escolar.

Por otro lado, este inconveniente necesita de un tratamiento con un especialista, que con ayuda de la familia y juego lograrán que ese trastorno de lenguaje desaparezca. La intervención del maestro en lenguaje y audición o el logopeda tendrán como objetico ayudar al niño en su intervención de emitir los sonidos correctamente, haciendo una evaluación dentro del nivel articulatorio del niño.