La disfemia o tartamudez

Como la mayoría de los seres humanos, tenemos la habilidad de compartir nuestros pensamientos a través del habla, todo empieza formando un pensamiento en nuestro cerebro, luego se trasforma en un código que se ha aprendido, al cual se le denomina lenguaje. Cuando el pensamiento es lenguaje, el cerebro envía señales a los músculos para controlar el habla, haciendo que se mueva y emita sonidos. Los músculos que se mueven para formas las palabras es la lengua, músculos de la garganta, el cuello, la boca y el rosto.

Sin embargo, este proceso no siempre funciona perfectamente. Pueden producirse interrupciones o corte de fluidez al hablar. A esto se le conoce como disfluencia, disfemia o tartamudez. Se trata de un trastorno del habla en la cual se interrumpe el flujo normal de las palabras mediante prolongaciones de sonido o repeticiones frecuentes.

Es normal que se trabe en alguna palabra pero cuando esto se convierte en una forma diaria de hablar, se convertirá en un problema y la persona tendrá dificultades de expresar sus pensamientos, sintiendo en ocasiones vergüenza y frustración.

Causas de la disfemia

Los científicos sospechan que existen una variedad de causas de la disfemia. Es cierto que muchas veces la tartamudez se determina genéticamente, pero aún no se conoce ni se entiende los procesos que causan dicho desorden.

Una de las formas comunes de la tartamudez tiene que ver con el desarrollo, es decir que ocurre en los niños cuando están en su proceso de aprendizaje de lenguaje. Este tipo de tartamudez, por lo general suele ser más suave porque sus capacidades de idioma no satisfacen a sus demandas verbales. Los problemas de tartamudez en niños, se da cuando está en busca de la palabra correcta, pero es parte de proceso por lo que es normal superarla.

Otra forma de tartamudez es la neurogénica, es decir que los trastornos neurogenicos surgen en los problemas de las señales que se transmiten en el cerebro y los nervios o los músculos. Este tipo de tartamudez, el cerebro no puede coordinas correctamente los diferentes elementos que componen el mecanismo de lenguaje. Por lo que también podría suceder luego de un accidente cerebrovascular o algún otro tipo de lesión cerebral.

tartamudez infantil

La tartamudez es clasificada como psicogenicas o e originan en las actividades mentales del cerebro como razonamiento y pensamiento. En un principio se pensó que esta era la causa principal de la tartamudez, pero en la actualidad solo representa a una parte de los casos de tartamudez. Aunque las personas que tartamudean pude presentar problemas emocionales como el hablar por teléfono o el temor a conocer personas, por lo general dan el resultado de la tartamudez en lugar de la causa del desorden. Ocasionalmente el tartamudeo psicogénico se da en las personas que tienen enfermedades mentales o personas que tienen estrés mental.

Los científicos e investigadores, saben que el tartamudeo se puede dar en las familias existiendo una gran posibilidad de que sea hereditario. Sin embargo, aún no esa ha encontrado ese gen que está relacionado con la tartamudez.

Tratamiento para la disfemia

Existen diversos tratamientos disponibles para dejar de tartamudear, cualquiera de los métodos a usar pueden mejorar la tartamudez, pero solo hasta cierta etapa. Esto se debe a que actualmente no existe un tratamiento 100% efectivo para el problema. Sin embargo, la terapia que se da puede ayudar a impedir que el desarrollo de la tartamudez se convierta en un problema consecuente.

En ese sentido, es recomendable hacerse una evaluación de la habilidad al momento de hablar debido a que los niños tartamudean por más de seis meses o para aquellos que tienen la tartamudez acompañada de un comportamiento de esfuerzo.

Para hablar sin tartamudear se debe de tratar educando primero a los padres, si es que su ambiente de restructuración se desarrolla en el habla del niño, para reproducir los periodos de tartamudez. Por lo tanto los padres deben de tener en cuenta ciertos puntos:

  • Evitar criticar o reaccionar de manera negativa a los problemas de tartamudez en niños, asimismo no se debe de reñir por la falta de fluidez en su habla o pedirles que repitan las palabras difícil para ellos hasta que puedan hablar con naturalidad.
  • Otorgar un ambiente relajado que proporcione oportunidades en el lenguaje del niño. Hacer que el niño tenga un tiempo específico donde puedan hablar libremente.
  • Escuchar atentamente al niño cuando se encuentre hablando, sin interrumpirlo. Además evitar completar las frases que les sea difícil terminar.
  • Evitar decirle a los tartamudos “relájate”, “respira profundo”, “habla más lento”, porque eso provocará más frustración en la persona
  • Conversar con la persona abiertamente sobre el tartamudeo, actualmente hay programas de terapia de lenguaje si es que es persistente, además los dispositivos electrónicos también pueden ayudar en el desarrollo del proceso de tartamudeo.

Por otro lado también existen métodos no tradicionales como terapia de tartamudeo, pero siempre es bueno pedir las credencias para comprobar la buena política, la experiencia y el tratamiento que está ofreciendo. Asimismo, jamás se debe de creer en aquellos que prometen la cura total para la tartamudez.

tecnicas para dejar de tartamudear

El objetivo de la terapia para la tartamudez es ayudar a desprender a la personas de sus viejas respuestas adaptadas que son las que lo llevan a tartamudeas y en su lugar prender otras que lo lleven a hablar más fluido. Si se plantea el objetivo en mente de no tartamudear el fallo será seguro ya que se está predisponiendo a no tener un fallo en la fluidez verbal. Por lo tanto se trata de conseguir ciertas reacciones diferentes ante los fallos de la pronunciación de manera que no se produzca el aumento de la ansiedad y se otorgue un control suficiente para poder emitir respuestas alternativas más fluidas en situaciones donde normalmente se da esa interrupción del habla más fluida; logrando consolidar enfrentar su conductas de escape.

Tipos de disfemia

  1. Disfemia tónica: es aquella que tiene una interrupción del habla produciéndose una emisión continua y repentina de la expresión verbal.
  2. Disfemia Clónica: se caracteriza por hacer repeticiones involuntarias y explosivas de un grupo de silabas durante la emisión verbal.
  3. Disfemia tónica – clónica: es la más frecuente, por ser la combinación de los dos.

Síntomas de la Disfemia

El discurso de la persona que tartamudea suele tener frecuencia de repeticiones de palabras o sonidos, además de las prolongaciones que se da en cada una de ellas. Estos bloqueos se dan con más frecuencia en las personas que tartamudean dentro de la población en general. Algunas personas que tartamudean, normalmente están tensas y jadeantes al momento de hablar, siendo así que se manifiesta experimentando una pausa de su discurso total.

La pausa del discurso se manifiesta cuando la boca se encuentra en posición de emitir un sonido, muchas veces se da durante varios segundos, llegando a emitir un sonido parcial o nada. Luego de un esfuerzo, es probable que la persona complete el sonido o también puede que ocurran algunas interjecciones sobre todo incluyendo sonidos repetitivos y prolongados.

¿Cómo diagnosticar la disfemia o tartamudez?

Identificar la tartamudez es una tarea sencilla. Los espasmos o bloqueos con frecuencia es obvio porque interrumpe el proceso de comunicación. Generalmente, el oyente detecta los problemas de tartamudez del hablante. Sin embargo, también existen características del habla de la persona que es difícil de detectar. Es así que para diagnosticar la disfemia se necesita de la destreza de un patólogo del habla y lenguaje, conocido también como logopeda.

Durante la evaluación el logopeda observa el número y tipo de bloqueos del habla que la persona emite en diferentes situaciones. Evalúa, también la forma en que la persona reacciona ante esas pausas y prolongadas palabras, recopilando así todas aquellas informaciones, además de los factores que podrían empeorar el problema. Luego de adjuntar toda la información, el logopeda analizará las situaciones para detectar el trastorno de la fluidez del habla y de ser correcta llevará a cabo ciertas medidas de actividades diarias como tratamiento de para el tartamudeo.

tartamudez

No existe factor definitivo donde se pueda decir que la persona continuará tartamudeando. La combinación de factores podrá ayudar al logopeda si el tratamiento está siendo el adecuado o se deberá de cambiar a otro.

En los adultos y niños, no es de mucha importancia determinar si seguirán o no tartamudeando, debido a que la tartamudez continua durante un tiempo, tal vez su desaparición sea espontanea o se convierta en un problema en el habla del día a día. Para aquellas personas, la evaluación incluye pruebas, observaciones y entrevistas para determinar la gravedad del trastorno de lenguaje. Además se evalúa el impacto que tiene la capacidad de la personas para participar y comunicarse de forma adecuada en sus actividades cotidianas.

La información que se obtiene después de la evaluación se utiliza para crear un programa de tratamiento de la disfemia diseñado con el propósito de brindar una ayuda a la persona. Entre los objeticos que se tiene con el tratamiento es:

  • Participar plenamente de las actividades diarias
  • Comunicarse de forma eficaz
  • Hablar fluidamente, con soltura y facilidad