Ejercicios para dejar de tartamudear

La tartamudez suele ocurrir entre los dos y cinco años en una edad temprana, durante su proceso de aprendizaje de habla. Esta se caracteriza por la falta de fluidez en el lenguaje o por una interrupción. Generalmente el niño tartamudo sufre bloqueos involuntarios al hablar, repite y prolonga las silabas o sonidos de palabras mientras conversa con alguien.

Indistintamente de la etapa de tartamudez en la que se encuentra el niño, lo primero que se debe de hacer es observar para saber cuándo tartamudea el niño y si es una forma que se repite de forma continua o solo en situaciones aisladas para saber el porqué de dicha causas de tartamudez.

tratamiento de la tartamudez

Se debe de tener en cuenta que en muchas ocasiones el problema también lo tuvieron los padres por lo que sería una predisposición genética, asimismo si se debe de saber que la tartamudez en ocasiones es natural en los niños de 3 a 4 años porque es parte de su desarrollo del lenguaje, pero si este problema persiste por más de 5 años, conviene recibir un tratamiento de disfemia.

Técnicas para dejar de tartamudear

Un método efectivo que se ha desarrollado por la Universidad de Sídney, en Australia, es el método Lidcombe, que actualmente lo están usando el 80% de los australianos. Este método está orientado a los niños de 2 a 6 años donde no se interviene de forma directa con el método tradicional. Debido a que el niño no es consciente de que tartamudea y no sabe de sus correcciones, el papel de logopeda se centrará en enseñar a los padres a llevar a cabo el tratamiento de la tartamudez sin intervenir en el día a día del niño.

Es así que este método se realiza mediante un juego en el entorno del niño. Su éxito se encuentra en la intervención y asistencia de los padres, por lo que es fundamental que ellos estén sometidos en apoyo para que los resultados sean positivos tanto en su alrededor como en ellos mismos, siendo así que no tenga tensión ni agobio ayudando a integrar al niño siempre en un entorno familiar favorable y de juego.

trastorno del lenguaje en niños

Ejercicios para niños tartamudos

Cuando se haya detectado el problema es necesario que los padres realicen ciertas actividades con los niños para superar la tartamudez:

  1. Grabar cuando se hable despacio y cuando se trate de hablar rápido, para que luego pueda oírse el mismo y empiece a detectar aquellas diferencias.
  2. Cantar junto al niño y grabarlo para que se escuche, debido a que generalmente cuando cantan no suele haber la tartamudez. Asimismo, se debe de explicar que eso sucede porque gestiona mejor la calidad de aire a expulsar.
  3. Hacer ejercicios de soplo, como soplar pajitas, inflar globos, soplar las velas y otros, debido a que así se conseguirá fortalecer los órganos fonadores.
  4. Alargar las vocales al hablar, esto se puede hacer con una práctica de lectura.
  5. Controlar las conductas de ansiedad, trabajar con su miedo a tartamudear.
  6. Trabajar en el turno de las palabras, es decir empezar a hablar pausar y dejar que se termine la frase.